Lo que no puedes dejar de saber si planeas ligar con un Tauro

¿Qué duda cabe de que Tauro es un signo cuyos nativos son especiales, atrayentes y con un encanto particular que los distingue de la manada de gente trivial? Ninguna. Y por eso es tan fácil enamorarse de ellos y caer rendido a sus pies.

Pero no tan fácil es conquistarlos y hacer que se decidan por ti a la hora del amor. Pero si tomas nota de estos datos, y actúas con esmero, seguramente podrás lograrlo.

Cosas que sí o sí tienes que entender de Tauro si deseas llegar a su corazón

Mejor que nada habla de Tauro su símbolo representativo: Un toro que siempre mira hacia adelante, con sus cuernos bien afilados y la fuerza suficiente para arremeter a todo tipo de dificultades, sin dejarse confundir por lo que suceda a su alrededor.  Y sin bien esta cualidad puede definirse como una virtud, a la hora de querer establecer una relación con los taurinos, puede que su excesivo pragmatismo y sus elevadas dosis de realismo, resulten un tanto desalentadoras.

No obstante ello, tu única opción si estás determinado a seguir intentando domar al menos en parte a tu toro parco y ensimismado, es conocerlo un poco mejor y saber cómo comportarte ante cada una de sus peculiaridades.

Lo que sigue es un listado más o menos completo de sus cualidades más relevantes y una idea para que salgas airoso o airosa de los desafíos que implica relacionarte con él:

  • La estabilidad y la tenacidad son sus principales virtudes, pero también las aplicará al terreno de las discusiones y te será muy difícil hacerlo cambiar de opinión cuando algo esté instalado en su cabeza. Plantea de forma relajada lo que piensas y permite que lo analice como una alternativa más y sin presiones. Quizás lleguen a un punto intermedio.
  • Son personas confiables, contenedoras y bien predispuestas hacia los demás pero al mismo tiempo reclaman espacio, respeto por sus particulares tiempos y cierta distancia cuando se encuentran agobiados. Déjalo ser y no te pierdas en un mar de reclamos. Toma de buen grado lo que te ofrece y entiende sus intervalos de parquedad como una cualidad que lo caracteriza y que no denota falta de interés.
  • Obstinados, lentos para decidir y demostrar: Tauro no es en absoluto de los que se aventuran porque sí ni en las relaciones, ni en el trabajo ni en ningún otro orden de la vida. Va a observar, analizar, sopesar y recién allí dará un paso de forma muy pausada y cuidadosa. Si te impacientas, y reclamas más de lo que quiere dar y haces de todo un drama, te perderás la oportunidad de conocerlo y de compartir con él gratos momentos. Relájate y cultiva la paciencia: Estarás ayudando a que se entregue y se relaje también.
  • Aprende a lidiar con su mal genio: Tauro tiene una tendencia natural al mal humor y a sentirse irritado por cualquier cambio sencillo de plan que a ninguna otra persona turbaría. Si notas que está en uno de sus días de intolerancia generalizada y todo le viene mal, deja de prestarle atención y espera a que solito se calme. Verás que cuando se canse de su propio hastío cambiará la música y de a poco volverá a ser dócil y adorable.

 

 

PUEDE INTERESARTE